Amplificación Dependiente de Anticuerpos.

La amplificación dependiente de anticuerpos (ADE, por sus siglas en inglés) significa que la persona vacunada muere al instante o días después de contagiarse con el virus.

Una bomba de tiempo en la vacuna.

En otras palabras, la vacuna en vez de otorgar inmunidad para el covid, suscita la enfermedad de modo aún más grave. No fortalece el sistema inmunológico, sino que lo deprime.

Las vacunas contra el SARS, el MERS y el RSV nunca han sido autorizadas y los datos obtenidos durante el desarrollo y las pruebas indican una seria preocupación: Que las vacunas desarrolladas empíricamente utilizando el enfoque tradicional (consistente en la espiga del coronavirus no modificada o mínimamente modificada que produce anticuerpos neutralizantes), ya sea que estén hechas de proteína, vector viral, ADN o ARN, e independientemente del método de administración, pueden agravar la enfermedad del covid por medio de la (ADE).

Debido al fracaso y peligro que arrojaron los ensayos de las vacunas para otros coronavirus, el exvicepresidente y director científico de Pfizer, Michael Yeadon, y el especialista en neumología y parlamentario alemán, Wolfgang Wodarg, presentaron una solicitud de advertencia ante la Agencia Europea de Medicina. También hubo una reunión de científicos en el 2020 para evaluar la situación.

Las muertes y trombos que han aparecido (oficialmente dicen que son “coincidencias”) tienen una relación con la ADE.

La formación de coágulos puede ser producida por una respuesta inmunológica exagerada que crea por error anticuerpos que hacen que la sangre sea más propensa a coagularse. Lo puede provocar la vacuna al activar la respuesta inmunológica y crear los anticuerpos para combatir al virus. Así como lo hace el virus en algunas personas cuando se infectan, también hay fármacos que pueden provocar estas respuestas. Con la vacuna ha habido algunos casos como el médico, Gregory Michael, que desarrolló púrpura trombocitopénica idiopática (PTI) y murió 16 días después de una hemorragia cerebral en Estados Unidos.

“La respuesta de anticuerpos suele ser un mal marcador de infección previa por coronavirus, y más si son infecciones leves, además de que tiene una vida más corta que las células T reactivas. Una fuerte respuesta de anticuerpos se correlaciona con una enfermedad clínica más grave, mientras que la respuesta de las células T se correlaciona con una enfermedad menos grave. Y ya se demostró una mejora de la patología y la gravedad clínica dependiente de los anticuerpos.

De hecho, aún no se ha demostrado si cuando se trata de infecciones por coronavirus, la producción de anticuerpos tiene un efecto protector o patogénico. Los primeros datos con SARS-CoV-dos respaldan estos hallazgos. Mientras que los datos de las infecciones por coronavirus en animales y humanos demuestran que producir una respuesta de células T de alta calidad tiene un efecto protector”. Vaccine: X, 11 de diciembre de 2020.

“La ADE es un fenómeno inmunológico por el que una respuesta inmunológica previa a un virus puede hacer que una persona sea más susceptible a una infección análoga subsecuente.

Y en lugar de reconocer y eliminar el virus, desarrollar previamente anticuerpos específicos del virus a un nivel no neutralizante puede facilitar la captación viral al mejorar la replicación; una posible estrategia de evasión inmunológica que evita los sensores inmunológicos innatos intracelulares o receptores de reconocimiento de patrones...”. Out of the Frying Pan and Into the Fire? Due Diligence Warranted for ADE in COVID-19.

“Las fallas en las vacunas contra el SARS y el MERS en los ensayos con animales involucraron una patogénesis consistente con un cebado inmunológico que podría implicar autoinmunidad en los tejidos pulmonares debido a la exposición previa a la proteína spike del SARS y del MERS. Así que es probable que la patogénesis de la exposición al SARS-CoV-dos produzca resultados similares". Pathogenic Priming Likely Contributes to Serious and Critical Illness and Mortality in COVID-19 Via Autoimmunity, publicado en el Journal of Translational Autoimmunity.

Referencias.

Pathogenic priming likely contributes to serious and critical illness and mortality in COVID-19 via autoimmunity
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7142689/

What are the roles of antibodies versus a durable, high quality T-cell response in protective immunity against SARS-CoV-2?
https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2590136220300231

Out of the frying pan and into the fire? Due diligence warranted for ADE in COVID-19
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7311339/

Consensus summary report for CEPI/BC March 12-13, 2020 meeting: Assessment of risk of disease enhancement with COVID-19 vaccines
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32507409/

Informed consent disclosure to vaccine trial subjects of risk of COVID‐19 vaccines worsening clinical disease
Int J Clin Pract. 2020 Oct 28 : e13795.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7645850/

Wodarg Yeadon EMA Petition Pfizer Trial FINAL 01DEC2020 en Unsigned With Exhibits
https://es.scribd.com/document/487135032/Wodarg-Yeadon-EMA-Petition-Pfizer-Trial-FINAL-01DEC2020-en-Unsigned-With-Exhibits

Immune thrombocytopenia (ITP)
https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/idiopathic-thrombocytopenic-purpura/symptoms-causes/syc-20352325

A Few Covid Vaccine Recipients Developed a Rare Blood Disorder
https://www.nytimes.com/2021/02/08/health/immune-thrombocytopenia-covid-vaccine-blood.html

CDC, Miami-Dade investigate death of Miami Beach doctor following COVID-19 vaccine
https://www.miamiherald.com/news/local/community/miami-dade/miami-beach/article248337525.html

Comentarios 0

No se encontraron comentarios